lunes, 29 de junio de 2009

Grandes inventores telegráficos: Baudot










EMILE BAUDOT.


Jean Maurice Emile Baudot.

- Inventor de un sistema telegráfico.
- Nació el 11 de Septiembre de 1845 en Magneux, en el departamento francés del Alto Marne, y murió el 2 de Marzo de 1903 en Sceaux (Hauts de Siene), cerca de París.

Vida del protagonista:

Nacido en una modesta familia de labradores, pasó su niñez y primera juventud en la granja familiar, sin otros estudios que los elementales. En julio de 1870 ingresó en la Administración de Telégrafos, se interesó inmediatamente por los aspectos científicos de su trabajo y decidió continuar su educación, interesándose especialmente por la mecánica y la electricidad.

El 17 de Junio de 1874 patentó su primer aparato como “Sistema de telegrafía rápida” y en 1875 el invento fue aceptado por la Administración francesa, que estableció la primera línea con sus aparatos en noviembre de 1877, entre Paris y Burdeos.

En la Exposición Universal de París de 1878 ganó la medalla de oro y en 1879 le fue concedida la medalla de la Legión de Honor.

En pocos años el sistema de Baudot se extendió por la mayoría de los países de la Unión Telegráfica Internacional. En España se iniciaron las primeras instalaciones, en pruebas, en 1905 y se inauguró el servicio con el enlace Madrid-Burdeos en 1906. Los aparatos baudot se mantuvieron en servicio en la red telegráfica española hasta 1960.

Emile Baudot murió el 28 de marzo de 1903.

En honor suyo se dio el nombre de “baudio” a la unidad de transmisión telegráfica, equivalente a un impulso elemental por segundo. También se ha dado el nombre de escarpe Emile Baudot a una forma particular del relieve submarino del Mediterráneo.

Obra:

El aparato de Baudot fue un sistema múltiplex por división del tiempo que puede considerarse el primer sistema de telegrafía moderna. Lo certifica el hecho de que el código de cinco elementos que utilizaba, ideado por el propio Baudot, fue considerado el código C. C. I. T. nro 1. (En realidad el primer sistema ideado por Baudot utilizaba un código de seis unidades, pero en1876, en una segunda patente, ya utilizó el código conocido con su nombre).

El aparato se componía de tres elementos construidos separadamente: un manipulador, un distribuidor y un receptor. El manipulador tenía cinco teclas, semejantes a las de un piano, que podían conectar a la línea dos estados eléctricos con lo cual obtenía 32 posibles combinaciones (además, asignando a dos combinaciones la posibilidad de cambiar mecánicamente la impresión del receptor, para distinguir entre letras y cifras, tenía 60 combinaciones disponibles, suficientes para transmitir cualquier signo de una correspondencia normal, solución mecánica que ya utilizaba el aparato impresor de Hughes, muy en boga cuando Baudot se incorporó a la Administración francesa).

Las cinco teclas estaban conectadas, por cinco conductores independientes, con cinco contactos situados en un “distribuidor” circular en el que giraba un brazo “portaescobillas” que conectaba, sucesivamente, cada uno de los contactos a la línea. En el extremo receptor, otro distribuidor idéntico, con un brazo “portaescobillas” girando a la misma velocidad, conectaba la línea, sucesivamente, a cinco electroimanes, de forma que cada uno de ellos recibía el impulso que le correspondía.

En el receptor la posición de las cinco armaduras de los electroimanes determinaban, mecánicamente, la selección de la posición de la “rueda de tipos”, que propiciaba la impresión del signo transmitido. El receptor era una adaptación de dispositivos mecánicos ya utilizados en el aparato de Hughes y tenía su propio motor, independiente del distribuidor.

Para el buen funcionamiento del sistema el problema era el conseguir un perfecto sincronismo entre los dos distribuidores, transmisor y receptor. En 1870 los motores eléctricos no ofrecían todavía soluciones adecuadas y los primeros sistemas funcionaron con aparatos de relojería. Además, el distribuidor dedicaba dos contactos para que se enviara un impulso de corrección, que provocara un ajunte mecánico del sincronismo.

La velocidad de giro y el número de contactos insertados en el distribuidor determinaba la longitud de los impulsos eléctricos enviados a la línea. Estos tenían que ser adecuados para que pudieran activarse los electroimanes receptores. La velocidad solía ser de 180 vueltas por minuto. El número de contactos dependía del número de enlaces telegráficos que se pretendía encaminar. Podía se dos (uno en cada sentido de transmisión), cuatro (dos y do) o seis (tres y tres). En España siempre se utilizaron cuatro. En este caso el número de contactos por vuelta eran 20 para los cuatro “canales” y dos para los impulsos de corrección y otros dos (sin conectar) cuyo recorrido equivalía al tiempo de propagación necesario para que la señal llegara al receptor y, podríamos decir que, el aparato “cuádruple” de Baudot funcionaba a 72 baudios.

Bibliografía utilizada.

“Les systèmes de télégraphie et téléphonie – Origines – Évolution – État actuel” – E. Montoriol. Paris 1923. (el libro cita el artículo del propio Montoriol “Baudot et son oeuvre” en Annales des Postes, Télégraphes et Télephones, décembre 191, p. 367 et suiv., que no he podido conseguir).

“Investigación y Ciencia” nro. 338 de Noviembre 2004. “Mediterráneo noroccidental. Relieve submarino”, de Miquel Canals y José Luis Casamor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada